Escapada al PN PreDelta

30-03-2017

Para fines de marzo andábamos con ganas de ir al Parque Nacional PreDelta, ubicado a pocos kilómetros de Diamante, pero siempre algún día entre semana para esquivar la cantidad de gente que suele concurrir los sábados y domingos. Finalmente un jueves, con un clima no muy alentador preparamos las cámaras y el mate y nos fuimos después de almorzar. La idea era ver si podíamos salir con la lancha que hace excursiones para llegar hasta donde se puede observar el Irupé en esa altura del año. Al llegar al Parque nos encontramos que ese día no salían las excursiones, eso lo malo. Lo bueno, estábamos solos en el Parque y aunque caían algunas gotas podíamos aprovechar a ver algunos bichos que siempre dicen presente en este lugar. Armamos los equipos y nos fuimos por la pasarela hasta el mirador de la Laguna. Al llegar nos encontramos con un par de ojos que nos observaban.

Yacaré juvenil asomado entre la lluvia

A la orilla de la Laguna además pudimos ver varias especies, aunque no las que hubiésemos esperado, el clima nos jugaba en contra. A lo lejos un Martín Pescador, algún biguá al vuelo y sobre la costa un poco más cerca se poso un ejemplar de Piojito, una especie muy pequeña. La lluvia comenzó a  ponerse un poco más intensa, por lo cual decidimos regresar al sendero y seguir hasta el camping

Piojito
Carpintero real

Al llegar al camping, nos encontramos con un carpintero real y un chinchero pero la poca luz y la lluvia hizo complicado tener algunas capturas decentes. Nos sentamos a tomar unos mates ya con la idea de ir pegando la vuelta.

Cardenilla

Una cardenilla se acercó a comer unas migas de las siempre presentes galletitas dulces de Marcos y de repente el cielo comenzó a abrirse, un gaviotín cruzó el arroyo.

Gaviotín al vuelo

Pese a que seguía lloviendo, la salida del sol, nos regaló un atardecer increíble, la paciencia suele pagar muy bien en esto de la fotografía de naturaleza y eso que todavía nos quedaba una sorpresa más

Atardecer en el Parque Nacional Pre Delta

Muchas veces en los temas de conversación, salia como posible destino para ir a fotear, la Azotea. Un lugar que queda a pocos kms del PN Pre Delta. Ya de regreso a Paraná  y aunque era de noche decidimos entrar a conocer, nos habían comentado de un barco encallado y el clima que temprano nos jugó en contra, nos dió otra chance. El cielo se abrió nuevamente y las estrellas aparecieron unos pocos minutos, en los cuales pudimos hacer alguna fotografía nocturna, con el barco como modelo.

Barco encallado en La Azotea

Y así terminó esta escapada, que aunque se hizo un poco más extensa de lo programado, nos dejó varias alegrías. Gracias a todos por seguir leyéndonos.

a:16:{s:4:”type”;s:7:”gallery”;s:12:”instructions”;s:0:””;s:8:”required”;i:0;s:17:”conditional_logic”;i:0;s:7:”wrapper”;a:3:{s:5:”width”;s:0:””;s:5:”class”;s:0:””;s:2:”id”;s:0:””;}s:3:”min”;s:0:””;s:3:”max”;s:0:””;s:6:”insert”;s:6:”append”;s:7:”library”;s:3:”all”;s:9:”min_width”;s:0:””;s:10:”min_height”;s:0:””;s:8:”min_size”;s:0:””;s:9:”max_width”;s:0:””;s:10:”max_height”;s:0:””;s:8:”max_size”;s:0:””;s:10:”mime_types”;s:0:””;}