2do viaje a los Esteros del Iberá

7 al 9 de julio de 2017

Viernes 7

Si, ya se, van a decir estos locos arrancan por el segundo, pero es el último que hicimos y en el que nació la idea de esto…
El viernes 7, muy temprano arrancamos desde Paraná, acompañados de Alejandro Pérez, quién a bordo de su camioneta nos hizo de chófer en todo el viaje. Pasamos por La Paz, donde recogimos a Lucas Mansilla, a quien conocimos en el primer viaje a los Esteros y ahora iba a ser nuestro guía de lujo en este viaje.
Ya entrando a la reserva de Iberá, unos 50 kms antes de llegar a Colonia Carlos Pellegrini, agarramos nuestras cámaras y la aventura comenzó. Algunas bandurrias y verdones ya nos hicieron de modelos en el camino, cerca del mediodía nos dirigimos al boliche de Chachito para hidratarnos un poco, y donde nos encontramos con un hermoso casal de Cardenales Amarillos

Casal de Cardenal Amarillo (Gubernatrix cristata)

La primer alegría del viaje, había llegado temprano. Desde ahí seguimos nuestro camino hacia la estancia Rincón del Socorro, donde presentados por Lucas fuimos recibidos por Emanuel Galetto, responsable del monitoreo de las especies que se encuentran en el proyecto de reinserción, financiado por Conservation Land Trust, que se lleva adelante en el predio que incluye a los Pecarí, Oso Hormiguero, Venado de las Pampas y Tapir.
Emanuel nos ofreció ir a conocer la primer cría de Tapir nacida desde que inició el proyecto.

Claramente accedimos y luego de buscarlas mediante radiofrecuencia, dimos con Nena la madre y su cría Arandú, quien nos mostró sus hermosos colores y su perfecto estado de salud. Luego seguimos recorriendo la estancia y dimos con dos tapires más y un grupo de pecarís.

Emanuel buscando por radiofrecuencia a Nena, la Tapir
Marcos retratando a Nene

La tarde terminaba y un hermoso atardecer en el estero nos llenó los ojos con una belleza única.

Fotografia de Alejandro Perez

Agotadisimos, llegamos a nuestro hospedaje, Rancho Iberá, donde fuimos recibidos por Taty, donde luego de cenar ya nos fuimos a descansar.

Sábado 8

Con energías renovadas, arrancamos el sábado. Siempre guiados por Lucas, fuimos al puesto Mira de la Estancia Iberá, donde pudimos observar a los Venados de las Pampas.

Marcos – Venado de las Pampas macho

En los mismos campos de ese puesto, logramos ver a los Yetapa de Collar, especie de la cual no pudimos obtener ningún registro en el viaje anterior y la cual es el símbolo de los Esteros. Las satisfacciones seguían sumándose

Yetapá de collar hembra (Alectrurus risora)

El mediodía llegó y en otro puesto de la estancia Iberá, nos esperaba Lucas con Dani para comer una picada y unos choripanes.

Por la tarde, nuevamente nos reunimos con Emanuel Galetto y fuimos a ver a Nato, una tapir que fue atropellada en el mes de abril y estaban siguiendo de cerca su recuperación. Junto a él estaban Andrea y Justin Lotak, de la ONG Conservation Atlas y un funcionario de Parques Nacionales.

 

Caminando entre los pastizales

Afortunadamente Nato se encontraba casi recuperada en su totalidad del accidente y en buen estado de salud y con mucha alegría nos recibió y nos acompaño un buen tramo de la caminata donde tambien nos cruzamos con algunos Pecarí de collar

Los integrantes de la cena – Fotografia de Justin Lotak

Por la noche, fuimos hasta la casa de Ariel, cazador, encargado de mantener a las especies exóticas (ciervo axis y chancho cimarrón) fuera del ecosistema. Ariel se merece un libro entero. Un personaje único quien nos abrió las puertas de su casa y nos recibió con una cena espectacular junto a Emanuel, los Lotak y un par más de personajes se sumaron a la velada.

Domingo 9

El domingo arrancó con algo de lluvia y cuando ya nos resignábamos a volvernos temprano, el clima mejoró y pudimos salir de excursión en lancha. Fuimos al camping municipal y desde allí el guía nos hizo un paseo por la Laguna Iberá, en el cual pudimos observar y fotografiar varias especies de aves, yacarés y ciervos de los pantanos

Un carpincho y sobre su cabeza un Picabuey en una simbiosis mutualista
Lucas buscando a los Yetapá

Luego del almuerzo, comenzamos el regreso, pasamos a despedirnos de Emanuel, a quien le prometimos regresar para ver el Oso Hormiguero. Nos cruzamos nuevamente con el Yetapá de collar y varias especies para cerrar este estupendo viaje.

Muchas gracias a Alejandro Perez y a Lucas Mansilla, por acompañarnos. A Emanuel, Dany y Ariel de CLT por habernos recibido. A Taty de Rancho Iberá, un lugar totalmente recomendado para los que quieran visitar Carlos Pellegrini y a todos los que vamos conociendo viaje a viaje y a uds por leernos.

a:16:{s:4:”type”;s:7:”gallery”;s:12:”instructions”;s:0:””;s:8:”required”;i:0;s:17:”conditional_logic”;i:0;s:7:”wrapper”;a:3:{s:5:”width”;s:0:””;s:5:”class”;s:0:””;s:2:”id”;s:0:””;}s:3:”min”;s:0:””;s:3:”max”;s:0:””;s:6:”insert”;s:6:”append”;s:7:”library”;s:3:”all”;s:9:”min_width”;s:0:””;s:10:”min_height”;s:0:””;s:8:”min_size”;s:0:””;s:9:”max_width”;s:0:””;s:10:”max_height”;s:0:””;s:8:”max_size”;s:0:””;s:10:”mime_types”;s:0:””;}